Localización
HogarJoyas → Joyas Chanel se inspira en su legendario Nº5 para su línea de alta joyería

Joyas Chanel se inspira en su legendario Nº5 para su línea de alta joyería

La historia de la fragancia Nº5 de Chanel es larga y muy interesante. Daría para un libro entero, si es que nos queremos centrar en sus 100 años de historia. Nada más lejos de la realidad. Su historia perdura y perdurará desde que Coco Chanel la creara en 1921. En esta ocasión, Patrice Leguéreau, director del Estudio de Creación de Joyería Fina de Chanel, se ha inspirado en ese perfume para crear una colección de alta joyería basada en la legendaria fragancia.

Esta línea consta de 123 piezas y, cada una de ellas, toman de referencia algunos de los cinco motivos atemporales del Nº5: el mítico frasco, el tapón, el número, las flores que forman el aroma o la huella que deja el olor de la fragancia.

De entre todas las creaciones, destaca un colosal collar de diamantes de 55.55 quilates inspirado, en este caso, en la botella del perfume.

El monumental diamante ha sido tallado con precisión en honor a la fragancia. Esta piedra preciosa está montada sobre el collar (de más de 700 diamantes) que simboliza los códigos del perfume: la silueta del tapón y el frasco. Además, su cierre en forma de número cinco y la cascada de diamantes, engastados a mano, evocan armoniosamente la estela floral del perfume.

Suman a la lista de piedras preciosas una cantidad de diamantes, blancos y amarillos, y zafiros naranjas, rosas y amarillos. Todos estos diseñan las siluetas geométricas de la botella en broches, collares y pendientes.

Las piedras preciosas quedan suspendidas a modo de cascada sobre muchas de las creaciones de esta línea. Es uno de los casos del collar ‘Nº5 Abstraction’. Este sigue con el patrón idóneo de combinar dos tonos. Destacan esas ‘lágrimas’ de diamantes en forma de pera y morganita rosa que fluyen por todo el collar. Todas ellas aluden a las pequeñas y delicadas gotas del perfume.

Pero esto no se queda aquí, el brazalete ‘Bubbly Stopper’ en oro blanco y amarillo está engastado con un topacio imperial de talla esmeralda de 47.06 quilates. Un color que recuerda a las notas ambarinas de la fragancia. Chanel, en este modelo, ha querido apoyarse en el aroma y color tan característicos del Nº5.

Esta colección se completa con una gran diversidad de anillos y pulseras. En ellas se sigue la estela de la fragancia y del número ‘5’. En este caso, los anillos son los encargados de representar el número tan simbólico para la casa de moda francesa. La sensualidad y la sofisticación recorren todas esas creaciones que evocan y resaltan la extensa trayectoria del legendario Nº5.