Localización
HogarRopa de lujo → La historia del acuerdo no contado entre BMW y Citroën

La historia del acuerdo no contado entre BMW y Citroën

Autobild

Un "acuerdo de caballeros" entre ambas marcas

Tal y como señala un responsable de la marca francesa al citado medio: "El uso del nombre XM por parte de BMW es resultado de un diálogo constructivo entre Citroën y BMW, un acuerdo de caballeros que permite a Citroën la introducción de un nuevo modelo que combina la X con un número – el caso del Citroën C5 X- y el deseo de BMW de asociar su nombre X a Motorsport".

La historia del acuerdo no contado entre BMW y Citroën

De esta manera, parece que ambas firmas han llegado a un entendimiento para salir beneficiadas. Al fin y al cabo, es una forma de evitar conflictos, ya que el uso de una denominación de otro fabricante sin permiso podría resultar en una demanda. Ya se han dado casos así, como la polémica entre Ford y Ferrari por el nombre del Fórmula 1 italiano de 2011.

Entonces, los estadounidenses amenazaron con demandar a los de Maranello por apodar F150 a su monoplaza de entonces. El nombre era idéntico -salvo por un guión- al de la popular camioneta Ford F-150, y esto no gustó en las oficinas de Detroit. Finalmente, todo se solucionó modificando el nombre del Fórmula 1 por Ferrari 150º Italia.

Por suerte, esta vez no ha habido que llegar a este punto y todo ha quedado en un pacto de caballeros entre marcas. No deja de ser una anécdota interesante para los que somos frikis del automovilismo, eso sí.

Etiquetas: