Localización
HogarJoyas → La digitalización, una asignatura pendiente para el 46% de las pymes españolas

La digitalización, una asignatura pendiente para el 46% de las pymes españolas

De toda la inversión recibida por España en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (140.000 millones de euros en transferencias y créditos entre los años 2021 y 2026), el 28% irá destinado a la digitalización de las pymes. Estos negocios de ingresos moderados, en comparación con grandes corporaciones industriales o mercantiles, suponen un 99,8% del tejido industrial y emplean al 72% de la población. Por lo tanto, esta inyección de la Unión Europea resulta una oportunidad vital para que las pymes puedan crecer y competir en un entorno cada vez más digital y global.

Según sendos informes elaborados por CA Technologies y McKinsey, la digitalización incrementa en un 29% la eficiencia y en un 12% la rentabilidad. Sin embargo, el 46% de pymes españolas suspende y únicamente un 13% se encuentra en una etapa avanzada, destaca la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Estos pequeños, medianos empresarios y autónomos perciben la digitalización como un proceso complejo para el que carecen de capacidades técnicas y recursos. Solo cuatro de cada 10 tienen página web. Continúa siendo una asignatura pendiente.

LA PANDEMIA NOS ENSEÑÓ

Tras la crisis del coronavirus ha calado aún más la idea de que cualquier persona y en cualquier lugar puede crear y mantener un negocio gracias a la tecnología. Entre otras cosas, nos ha permitido teletrabajar a golpe de clic encerrados en casa. «Pero la oportunidad está en que esa digitalización no solo puede tratarse de mejorar en eficiencia y productividad, sino que se trata de aprovechar esa tecnología para rediseñar las capacidades internas, optimizar y cambiar el modelo de negocio de las organizaciones y para pensar y actuar de manera diferente», opina Fernando Echevarría, socio responsable de servicios de Consultoría IT de KPMG en España.

El proyecto de transformación digital debe ir acompañado de un plan de cultura y una gestión del cambio que permee e involucre a todos los niveles de la empresa, desliza: «Además, se debe tener en cuenta que se trata de una carrera de fondo en la que hay que irse adaptando». Para Nieves Franco, CEO de Arsys, «la nube desempeña un papel esencial para conseguir la automatización de procesos que necesitan las organizaciones y ofrece escalabilidad, posibilidad de uso bajo demanda, seguridad y el pago por utilidad».

La digitalización, una asignatura pendiente para el 46% de las pymes españolas

Los fondos europeos son la oportunidad para las pymes de realizar esa reflexión estratégica: «Para identificar y tener claras cuáles son sus iniciativas digitales, y tenerlas priorizadas y cuantificadas para que cuando empiecen a salir las convocatorias, estén preparadas», aconseja Echevarría, que cita como ejemplo el Programa Digital Toolkit, dotado con 3.028 millones de euros, o las capacidades del comercio electrónico, el terminal en el punto de venta y las aplicaciones en el teléfono móvil.

NUEVAS OPORTUNIDADES

Precisamente en pandemia ha surgido una empresa emergente totalmente digital y española que ha visto una necesidad en los cambios de nuestros hábitos de ocio. Como cada vez es más difícil reservar mesa y hay que estar llamando a decenas de restaurantes, la idea es facilitar a esas pymes las reservas desde la app móvil, ofreciendo visibilidad a las mesas libres disponibles en tiempo real. Detrás de Flipeat, que permite crear una red de contactos para obtener recomendaciones, se encuentran, entre otros socios, los influencers María Pombo, Maria García de Jaime y Tomás Páramo. «Un día empezamos a ser conscientes, a través de nuestra experiencia personal tras el desconfinamiento de Madrid, de que encontrar sitio resultaba desesperante: esperando que alguien cogiese el teléfono y dijese un rotundo: 'Está todo lleno' o 'no tenemos mesa hasta...'. Por parte de nuestros amigos hosteleros también había quejas constantes de reservas que no aparecían», cuentan. Estaban ante dos problemas con una misma solución: «Un punto de encuentro donde clientes y restauradores dialogasen».

El nicho de las apps de comida, de reservas y de delivery cada vez está más copado, pero hay otro sector tradicionalmente más presencial que ha vivido un gran impulso de digitalización por la pandemia. El fitness factura 1.500 millones menos como consecuencia de esta crisis sanitaria, en datos de la FNEID, la asociación empresarial de ámbito nacional que representa a las empresas del sector de instalaciones deportivas y gimnasios. Han sufrido de media una reducción en su facturación anual del 64% y del total de sus puestos de trabajo, se desprende que un 56% del empleo es joven y un 50% femenino. Son quienes sufren más inestabilidad y precariedad laboral, muestra la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo para España.

«Si bien es cierto que las herramientas online han servido para mantener un vínculo y que nuestros usuarios continúen con estilos de vida activos, en ningún caso pueden considerarse un sustitutivo. Aun así, buena parte de los centros ha aprovechado el contexto para acelerar la digitalización de su negocio y estrechar la relación con el usuario con ayuda de las nuevas tecnologías, generando una mayor personalización en la atención», apunta Alberto García, gerente de FNEID.

PASOS PARA DIGITALIZARSE

Tras un 2020 en el que lo más complejo fue adaptar en tiempo récord las actividades al entorno digital, manteniendo la calidad y una cierta humanidad, llega la consolidación de estos servicios como complemento a la presencia física. Mónica León, PR digital director en OmnicomPRGroup, aporta unas recomendaciones para llevar a cabo esta transformación tecnológica: «Siempre teniendo en cuenta la tipología del negocio, debemos hacer un estudio de mercado a nivel digital. Nada muy complejo, pero es recomendable ver lo que otros están haciendo. Nos ayudará a analizar el branding de nuestra empresa, ya que una buena identidad gráfica, así como fotografías de calidad, podrán ayudarnos a comunicar».

Tampoco hay que obviar el posicionamiento en Google y el marketing de influencia en redes sociales: «No debe caerse en la tentación de querer hacer de todo de una. Mejor contar con asesoría profesional».


Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber másCongreso Confederal de CCOOCalviño se desmarca de Sánchez y Díaz y evita comprometerse a derogar la reforma laboral en la reelección de SordoCádizQué hacer en Olvera, el pueblo gaditano de moda tras recibir el título de Capital de Turismo Rural 2021La pandemia del Covid-19 dispara la pobreza extrema: crecen en más de un millón las personas con privaciones materiales severas
Etiquetas: