Localización
HogarJoyas → Una mujer convierte la leche materna, la placenta, el pelo y las cenizas en joyas personales de recuerdo

Una mujer convierte la leche materna, la placenta, el pelo y las cenizas en joyas personales de recuerdo

Una madre de dos hijos de Hampshire (Reino Unido) se ha especializado en producir joyas a partir de leche materna, placenta, pelo y cenizas, para que sus clientes puedan tener un trozo de sus seres queridos para siempre.

Sarah Hewes, trabajadora del NHS, empezó a hacer joyas para amigos y familiares y se especializó en esta peculiar afición durante el primer encierro de la pandemia, renombrando su negocio como Under the pale moon a principios de 2021.

"Soy terapeuta ocupacional y trabajo en un equipo comunitario con adultos con problemas de aprendizaje. Me encanta mi trabajo en el NHS, mi equipo y las personas y familias a las que apoyo, pero mi negocio de joyería me permite ser más creativa y hacer algo que es sólo mío", ha compartido en su entrevista para Mirror.

Sarah, que es madre de Orren, de cinco años, y Luna, de dos, se inspiró en sus propias experiencias para celebrar la lactancia materna, pero también quería ofrecer diferentes opciones de recuerdos.

Una mujer convierte la leche materna, la placenta, el pelo y las cenizas en joyas personales de recuerdo

"La experiencia de amamantar a mi hija me hizo ver lo precioso que es este viaje y me hizo querer ayudar a otras personas que dan el pecho", ha aclarado, añadiendo que siempre quiso alimentar a su primer hijo pero no lo consiguió.

La leche materna y el pelo son algunas de sus opciones más populares dentro del negocio, creando algo llamativo con precios que van desde alrededor de 40 libras a 120 libras.

Según ha comunicado Sarah Hewes al medio, primero hay que conservar la leche materna, luego secarla y pulverizarla, antes de terminar de tratarla. "Puedo hacer combinaciones de inclusiones, por ejemplo, la leche materna y el pelo es una opción popular", añade.

"Una de mis clientas me contó que su suegro había fallecido, que su hija y él estaban muy unidos y que le disgustaba que él no estuviera presente en las grandes ocasiones de su vida, pero que tener sus cenizas en un collar significaría que un trocito estaría siempre con ella", ha recordado, con orgullo.

Además de usar leche materna y cenizas, también ha comenzado a hacer uso de la placenta encapsulada y, en el tiempo que lleva con Under the pale moon, no ha experimentado ninguna negatividad sobre sus productos.

Y es que la trabajadora del NHS ahora recibe encargos de todo el Reino Unido, con gente que le envía tubos de leche materna, placenta (que debe estar ya seca, en polvo y en cápsulas), trozos de pelo o cenizas para que pueda crear colgantes, pulseras o anillos.

Etiquetas: