Localización
HogarBolsa de lujo → Pensiones, vivienda y banca: tres expertos en criptomonedas explican cómo te influyen ya en tu día a día (y su evolución en 10 años)

Pensiones, vivienda y banca: tres expertos en criptomonedas explican cómo te influyen ya en tu día a día (y su evolución en 10 años)

¿Podremos pagar un café con una moneda virtual? ¿Usarán algunas como bitcoin o ethereum para abonarnos las pensiones? ¿Nos remunerarán con criptomoneda por recoger la cosecha de los juegos de granjas? Puede que estos conceptos todavía te suenen a algo lejano, pero nada más lejos de la realidad. El dinero virtual ya está aquí. El contrato de Messi, por ejemplo, incluía una parte importante del salario en tokens del PSG, su propia moneda; en El Salvador, el bitcoin ya es moneda de curso legal; muchos artistas ya ganan más dinero vendiendo sus obras en mercados virtuales que en los físicos; y, en nuestro país, se pueden comprar 'trozos' de viviendas con tokens que te dan una rentabilidad posterior por el alquiler o la venta del inmueble.

Y todo está basado en la tecnología blockchain. Para explicarla, imagina un libro con las páginas en blanco. Sus hojas están conectadas con cientos de miles de personas a lo largo del planeta, de tal manera que cuando escribes algo en una de ellas, queda registrado en esos otros libros distribuidos por el mundo. Así, se crean copias con una condición adicional: no se puede modificar salvo que haya consenso entre todos los dueños de esos libros, no solo del autor. Y, por supuesto, queda registrado la fecha y la hora en la que se hizo la inscripción original y el autor recibe un certificado de que ese texto es de su propiedad.

En este contexto, donde las criptomonedas y los proyectos con ellas ya están en ámbitos como el arte, el fútbol, las finanzas, la educación e incluso la religión (en 2017 se creó Jesus Coin aunque después desaparecería), en Uppers hemos preguntado a Eneko Knörr, Miguel Caballero y Susana R. Urgel, expertos en blockchain y criptomonedas, sobre las utilidades que ya existen en la actualidad con esta nueva tecnología y, sobre todo, qué nos deparará el futuro próximo.

Eneko Knörr (izq), Susana R. Urgel y Miguel Caballerouppers.es

¿Cómo se imaginan las pensiones en un entorno con criptomonedas?

Empecemos por las pensiones. Eneko Knorr, cofundador de Onyze, un servicio de custodia de activos digitales, lo tiene claro: "Lamentablemente, el futuro de las pensiones es muy negro en nuestro país porque el sistema no se sostiene. Sin ser un consejo de inversión, creo que es buena idea diversificar nuestros ahorros e invertir al menos una parte en criptomonedas porque existe la posibilidad de que sea una inversión muy rentable que pueda ayudar a vivir la jubilación con un mejor colchón", explica.

Y la idea de Miguel Caballero, cofundador de proyectos como Tutellus, Rentaal o Fittoken, no va muy alejada de la de su colega: "De la misma manera que el mundo necesita a la banca, pero no a los bancos, los ciudadanos tienen que ser libres para organizar sus jubilaciones como quiera sin depender del Estado. En cierta manera, la Seguridad Social es una especie de esquema Ponzi, porque estás contribuyendo toda tu vida y cuando te retiras no tienes nada salvo que haya más contribuyentes en el futuro que paguen las pensiones de los del pasado, pero no está tu dinero esperándote en una caja fuerte", nos cuenta. "Creo que se van a crear muchos productos descentralizados, de tal modo que no dependas de nadie y que cuando llegue el momento puedas sacarlos sin depender de nadie".

Para Susana R. Urgel, profesora Blockchain y Organizaciones Sin Jefes en IE Business School, la visión es un poco más optimista. Cree que, con esta nueva tecnología, podrá haber una "asignación automática e inmutable de tu pensión, así como de la que corresponda en caso de viudedad, sin usar papeles, así como la posibilidad de rentas adicionales a la pensión a partir de rentas pasivas asociadas a activos físicos y digitales, la facilidad para seguir conectado virtualmente con otras personas de su misma edad 'mental' en el metaverso o realizar viajes virtuales jamás imaginados gracias a la unión de Blockchain, inteligencia artificial, realidad virtual y realidad aumentada".

En el comercio, moda, inmobiliario o videojuegos

De manera silenciosa, muchas empresas empiezan a adoptar la tecnología blockchain en el día a día. Y puede que, en la mayoría de las ocasiones, ni te hayas dado cuenta. "Por ejemplo, el pollo campero de Carrefour ya te ofrece la posibilidad de leer un código QR y poder garantizar y asegurar su calidad alimentaria al darte acceso a todo el historial del mismo", nos explica Urgel. "Podemos comprobar que el bolso de lujo que queremos adquirir es auténtico o falso, pues marcas como LVMH ya incorporan blockchain como herramienta de autentificación y rastreo de toda la cadena de distribución".

"NIKE está creando tokens NFTs asociados a las zapatillas que te compres, de forma que están asociadas a tu identidad digital e incluso puedes tener su representación digital y utilizarlas en el llamado metaverso", continúa. "Y hoy en día ya puedes invertir en bienes inmobiliarios sin necesidad de tener grandes capitales, con opciones como las de Reental, donde participas con otras personas en adquirir tokens de un piso del que obtendrás rentabilidad periódica derivada de su alquiler así como la derivada de su venta futu2ra".

Otro ejemplo de cómo el blockchain ya está con nosotros es en el ámbito de los videojuegos. "Empieza a haber algunos productos de juego donde estás ganando tokens por jugar y el usuario no se da cuenta. Ganas 'fichitas' por hacer algo. El mejor ejemplo es Axie Infinity", comenta Caballero. Es el claro ejemplo de que, en algún momento, podrás ganar dinero real siendo un granjero virtual.

¿Y el futuro? ¿Cómo estaremos dentro de 10 años con esta tecnología?

Para una persona con los 50 cumplidos, esta tecnología llegará de lleno en sus últimos años laborales y previos a la jubilación, así que le hemos pedido a nuestros expertos hacer un ejercicio a futuro para intentar saber cómo será el mundo con blockchain en 2031.

Según Knorr, "Blockchain fracasará en la implementación de proyectos empresariales que utilizan sobre todo redes cerradas, y seguirá creciendo exponencialmente en el mundo de las redes blockchain abiertas (Ethereum, Bitcoin, etc.). Habrá una explosión en servicios financieros descentralizados, lo que llamamos finanzas descentralizadas (DeFi, por sus siglas en inglés)". Los bancos, en este sentido, tendrán que ponerse a trabajar duro en un nuevo entorno si no quieren ver cómo pierden clientes en pro de las nuevas tecnologías descentralizadas.

Coincide en el diagnóstico Caballero, quien aboga porque "muchos procesos de hoy en día van a estar descentralizados pero no nos vamos a dar cuenta desde el punto de vista del usuario. Hay mucho intermediario que está destinado a desaparecer porque su única función ha sido esa y con la descentralización y las criptos, sobran. Va a estar presente en todos los sectores de la sociedad". ¿Podremos tener nuestro dinero guardado sin la necesidad de un banco? Es un futurible a 10 años pero que ya está pasando hoy en día con la banca descentralizada.

Sin embargo, el reto más importante será cómo hacerlo visualmente atractivo para el público común. "Estamos como en el internet del 98 a nivel de e-commerce. Este mundo tiene cinco años, no mucho más, pero empieza a ser más sencillo de usar. Hace falta más tiempo para que llegue una app que la use tu madre o la mía sin enterarse de por detrás está trabajando con algo descentralizado", indica Caballero.

Y también que la tecnología se vaya conociendo cada vez más y se vaya regulando, lo que, a juicio de Knörr, "hará que se vaya aumentando exponencialmente su utilización y vayan desapareciendo todas las críticas infundadas (de si es un timo, un esquema piramidal, de si lo utilizan los criminales...)".

MÁS

Etiquetas: