Localización
HogarBolsa de lujo → El coche de los 500 kilómetros por hora

El coche de los 500 kilómetros por hora

Relojes, obras de arte, bolsos de diseño, yates, casas...muchos son los artículos de lujo por lo que suspiran millones de personas pero que únicamente están al alcance de unos pocos. También los coches, los clásicos o los deportivos, capaces de hacer girar la mirada de cualquiera a su paso, de distinguirlo únicamente por el rugir de su motor y de hacer sentir sensaciones únicas cuando te sientas en su interior.

Algunos privilegiados tienen la oportunidad de asistir a diferentes eventos especializados en motor en los que se presentan los últimos modelos y se ponen a la venta los escasos modelos que se ponen a disposición del Mundo de vehículos cuya velocidad impresiona tanto o más como su precio. Una de estas citas es la Monterey Car Week en México, donde tuvo lugar un desfile exclusivo de Ferraris o la presentación del que se aspira a ser el coche más rápido del planeta, un vehículo que supere los 500 km/h.

La deseada máquina, de la que únicamente se van a producir 24 piezas y ya han sido todas vendidas al precio de 1,8 millones de euros, es el Hennessey Venom F5, un deportivo americano que lleva meses levantando unas expectativas inusitadas entre los amantes de las cuatro ruedas y cuyo 'creador' ya ha adelantado que no tiene intención repetir ante la complejidad que supone domesticar tanta potencia en tan ligero y sofisticado diseño.

Un explosivo motor

 El coche de los 500 kilómetros por hora

Porque este Hennessey Venom F5, el coche de los 500 km/h, cuenta con su monstruoso motor 6.6 V8 de 1.817 caballos de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, de 0 a 200 km/h, en 4,7 segundos, de 0 a 300 km/h en tan solo 8,4 segundos, y de 0 a 400 km/h en 15,5 segundos ¿Cuánto tardará en alcanzar los 500 km/h? Ahí está la gran incógnita, que tendrá que desvelarse en los próximos meses cuando Hennessey utilice la pista de aterrizaje del Kennedy Space Center y sus más de cinco kilómetros de pista para intentar obtener el récord de velocidad.

Este bestial motor contrasta con un ligero chasis con habitáculo y carrocería en fibra de carbono y techo de aluminio para completar un peso en vacío de 'únicamente' 1.385 kg.

La lista de coches más rápidos del planeta la encabezan hasta el momento el Bugatti Chiron Super Sport300 y el SSC Tuatara, que se acercan a los 500 km/h, mientras que el Hennessey más rápido es el Performance Engineering, que alcanza los 435 km/h.