Localización
HogarRopa de lujo → Análisis de NBA 2K19 - Xbox One

Análisis de NBA 2K19 - Xbox One

Todavía quedan unas semanas para que arranque la temporada 2018/2019 de la NBA, un año con importantes cambios en los rosters de las franquicias donde, por ejemplo, veremos a LeBron James enfundarse la mítica purpura y oro de Los Ángeles Lakers, a Carmelo Anthony con la elástica de los Houston Rockets o a DeMarcus Cousins completando un quinteto de ensueño en los Golden State Warriors. Por suerte, los aficionados a los videojuegos tenemos la oportunidad de amenizar la espera hasta el próximo 16 de octubre con el nuevo NBA 2K19; la última entrega de la clásica saga de 2K Games que este año celebra su vigésimo aniversario.

Lo cierto es que desde hace muchos años el trabajo realizado por Visual Concepts es espectacular, convirtiendo a la franquicia en un referente de los videojuegos deportivos, una serie que año tras año se reinventa para seguir manteniendo un nivel excelso que nos permite disfrutar del mejor baloncesto. Por supuesto, NBA 2K19 no iba a ser la excepción de la norma, y la desarrolladora ha vuelto a dar un paso adelante ofreciéndonos un título con una jugabilidad refinada, un apartado técnico soberbio y una notable variedad de modos de juego que conseguirán pegarnos al mando durante largas sesiones de juego. Si estáis interesados en conocer todo lo que propone NBA 2K19 os invito a que me acompañéis a lo largo de este texto.

¿Quién dijo que los comienzos eran fáciles?

Empezaremos hablando del modo Mi Carrera que, en mi opinión, es el mejor que hemos podido jugar hasta la fecha. Lo cierto es que se han acabado los cuentos de hadas en los que encarnábamos a un personaje que irrumpía en el Draft de la NBA después de haber sido una de las grandes sensaciones en la liga universitaria. En esta ocasión desarrollaremos el papel de AI, un joven estadounidense que después de no ser seleccionado en el Draft parte a China para hacerse un nombre, y que antes de dar el salto definitivo pasa por la G League. A lo largo de todo este tiempo, AI irá conociendo a personajes que jugarán un papel importante en su desarrollo como jugador, y como persona. Pero ni mucho menos será un camino de rosas, al contrario, veremos como nuestro amigo cae y debe luchar con todas sus fuerzas para cumplir su sueño de jugar en la NBA.

Cuando cumplimos ese objetivo inicial de firmar nuestro primer contrato con una franquicia NBA, es el momento en el que tenemos libertad para explotar todas las posibilidades de este modo de juego, al mismo tiempo que se diluye esa narrativa inicial tan fluida. Aquí NBA 2K19 no es tan diferente a su predecesor, ya que iremos ganando VC de forma continuada (la cantidad dependerá de nuestro contrato, inicialmente rondan los 1.000 VC) y, con ello, podremos comprar ropa para nuestro jugador, mejorar sus habilidades, hacernos peinados, tatuajes… Además, también tendremos la opción de entrenarnos en el gimnasio, en el pabellón con el resto de los compañeros, jugar partidos callejeros con otros jugadores en el Parque (incluso hay canchas con camas elásticas) o competir nuevamente con las pandillas en el Jordan Rec Center. Entre las novedades más llamativas encontramos un rediseño de “El Barrio”, que hace que sea más sencillo moverse por él; hay una reducción en el coste de muchos de los servicios que se ofrecen e, incluso, medios de transporte para desplazarte.

Pese a todo, aunque se puede ir progresando de una forma más fluida que en anteriores entregas, los VC son un gran impulso para disfrutar al máximo de Mi Carrera. Además, hay un salto importante entre los jugadores que invierten en tener una progresión importante de su jugador a la hora de competir en las distintas modalidades multijugador.

Construye tu quinteto de ensueño

Si hay un modo de NBA 2K19 que se lleva la mayoría de las miradas, este es Mi Equipo. Lo cierto es que para cualquier aficionada al baloncesto y a la NBA, la posibilidad de formar tu propio Dream Team y competir contra otros fans es una idea muy golosa. Pero es que no hablamos únicamente de una premisa inicial fantástica, sino que estamos delante de una modalidad repleta de contenido, con alternativas para quienes buscan competir contra otros jugadores, y quienes simplemente buscan pasar un buen rato jugando solos. La mecánica la conocéis todos de sobras, se trata de conseguir sobres y cartas de jugadores para confeccionar el mejor equipo posible. ¿Cómo los conseguimos? Tenemos tres opciones, los VC (moneda premium) y los MT (moneda que conseguimos jugando) que nos sirven para comprar todo tipo de sobres, y unas fichas (que conseguimos realizando determinadas tareas) y que permiten adquirir unos determinados jugadores. Por supuesto, también regresa la casa de subastas para todo tipo de transacciones.

Entre las alternativas jugables que nos ofrece Mi Equipo nos encontramos con opciones clásicas como: Dominación, Desafíos, Estilo Libre y Jugar con amigos. Lo cierto es que no vamos a detenernos a hablar de ellas, nos vamos a centrar en las dos grandes novedades: Triple Amenaza y Mi Equipo Ilimitado.

Análisis de NBA 2K19 - Xbox One

Triple Amenaza ha sido mi incorporación favorita; se trata de un mod ágil en el que equipos de 3 competirán por ganar un partido a 21 puntos. Se trata de una forma rápida y distintas de echarse unos partidillos, estando la posibilidad de jugar online u offline. En el caso de jugar offline nos enfrentaremos a los equipos que componen una división de la NBA, y si ganamos los 5 partidos nos recompensarán con fichas que nos permitirán fichar a jugadores que darán un plus de calidad a nuestra plantilla.

Por su parte, Mi Equipo Ilimitado es una alternativa online para todos aquellos que buscan competir de verdad con jugadores de todo el mundo. El objetivo es encadenar la mayor racha de victorias posibles, finalizando el intento al encadenar tres derrotas, y recompensándonos con interesantes premios en función de nuestros resultados. Pero si esto no es aliciente suficiente, 2K Games ha puesto en juego un premio de 250.000 dólares en un torneo que, sin duda, captará la atención de un gran número de jugadores.

El futuro de una franquicia en tus manos

El último modo en el que me pararé a profundizar es Mi GM. Cada vez que llega una nueva entrega de NBA 2K y me pongo a disfrutar de este modo, no puedo dejar de preguntarme: “¿Qué serían capaces de hacer si desarrollarán un videojuego de gestión deportiva?”. Cualquiera que le haya dedicado unas horas a esta modalidad se habrá dado cuenta de la cantidad de opciones que tiene, y la cantidad de parámetros que debes gestionar: el rol de los jugadores en el equipo, los minutos, los traspasos, los contratos, el precio de las entradas y un largo etcétera.

Por supuesto, aquellos jugadores que optéis por echarle horas a este modo en NBA 2K19 podréis disfrutar de una experiencia de juego que cuenta con un componente narrativo que influye en el devenir de los acontecimientos en función de nuestras decisiones, pudiendo tener efectos muy positivos, o muy negativos, para nuestra franquicia. Aun así, para aquellos aficionados que quieran seguir disfrutando de la esencia original de esta modalidad, tenéis la opción de un modo Tradicional que, respetando todas las opciones de gestión, suprime esos aspectos más novedosos como determinados diálogos; así podéis centrar todo vuestro trabajo en crear un equipo de leyenda que acabe con la dinastía de los Golden State Warriors (o extenderla si sois aficionados de los Warriors).

El balón no deja de rodar

Más allá de los modos que hemos comentado anteriormente, y que serían los más relevantes de NBA 2K19, también tenemos alternativas para aquellos jugadores que buscan disfrutar del baloncesto sin muchas complicaciones o dolores de cabeza. Entre estas opciones tenemos la posibilidad de jugar una Temporada completa, unos Playoffs, nuestra propia liga, los partidos que se jueguen esa madrugada en la NBA, los partidos callejeros del modo Blacktop y del modo Pro-Am o los partidos rápidos.

Precisamente, dentro del modo Partido Rápido, que es el más básico de este tipo de juego, incluye un amplio abanico de franquicias para que no haya dos partidos iguales. Por supuesto, tenemos a los 30 equipos oficiales con sus rosters actualizados durante toda la temporada, el e Equipo LeBron y el Equipo Curry del All Star Weekend, los equipos All-Time, que reúnen en una plantilla los mejores jugadores de la historia de cada una de las franquicias, y multitud de equipos clásicos (los Lakers de Magic Johnson, los Bulls de Michael Jordan o lo Celtics de Larry Bird entre otros). Eso sí, en esta ocasión no se han incorporado nuevos equipos clásicos como venía ocurriendo en las últimas temporadas.

Repasando el listado de equipos incluidos en el juego, y teniendo en cuenta que hace unos años teníamos a todos los clubes que participaban en la Euroliga y que estos no van a volver, al menos por el momento, echo de menos que se amplíe la nomina de equipos. Considero que hay una opción muy lógica, que me sorprende que no se haya llevado a cabo todavía, la incorporación de las franquicias de la WNBA. Creo que el mejor juego de baloncesto no puede dar de lado al deporte femenino, más aún cuando su máximo competidor apuesta claramente por esta competición. ¿Quizás el próximo año?

Baloncesto en estado puro

Llegados a este punto nos toca dejar a un lado el contenido de NBA 2K19 para centrarnos en su jugabilidad. Lo cierto es que Visual Concepts le tiene la medida tomada a la serie, y el estudio sabe lo que hace. El cambio más importante lo notaremos en el sistema de físicas, donde el contacto entre jugadores tendrá un peso más importante, a lo que se le sumarán otros aspectos importantes como la fatiga del jugador. A la hora de lanzar a canasta, aspectos como la posición del jugador, su calidad desde la distancia, el cansancio o la defensa del rival tendrán un claro efecto sobre las opciones de éxito del lanzamiento.

No obstante, los cambios que más he notado que afectan al devenir de los partidos son: la fatiga del jugador, los robos de balón y la activación del dominio. Antes comentábamos que la fatiga podía afectar a la hora de lanzar a canasta, pero también influirá mucho en el control del balón que tenga nuestro jugador sobre la pista, siendo más propenso a perderlo. Directamente, esto influye en otro aspecto, los robos, parece que en esta entrega es más sencillo hacernos con el balón al atacar el bote de un rival. Por último, está el factor dominio, un estado que consiguen los jugadores cuando están calientes, potenciando unas habilidades concretas del jugador que estarán representadas con un símbolo que las hace fácilmente identificables. Por ejemplo, los lanzamientos de 3 puntos o los mates. También nos encontramos más novedades como la modificación de la barra de tiro, que ahora asciende y desciende para hacer más visual cuando lanzamos pronto o tarde.

Además, a medida que vas jugando partidos, vas viendo como las animaciones están tremendamente cuidadas, y es que Visual Concepts ha incluido muchas nuevas para conseguir recrear lo mejor posible un partido de baloncesto.

Un acabado digno de la mejor liga del mundo

Uno de los aspectos más llamativos de NBA 2K19 es la espectacular recreación de la liga que nos ofrece. Por supuesto, hay un trabajo inmenso en recrear a la perfección a los jugadores de la NBA, donde no solo alucinaremos con el excelso nivel de detalle de los modelados, sino que se nos caerá la baba viendo a los grandes jugadores de la competición hacer sus movimientos habituales: fintas, mates, celebraciones, etcétera. A todo esto le sumamos una recreación fidedigna de los pabellones, las pistas de baloncesto e, incluso, los espectáculos en los tiempos muertos.

A nivel de sonido los jugadores españoles contaremos con comentarios en nuestro idioma, que deben descargarse previamente desde la Microsoft Store, protagonizados por grandes especialistas del mundo del baloncesto, se trata de los periodistas Sixto Miguel Serrano, Antoni Daimiel y Jorge Quiroga. Tampoco faltará una espectacular banda sonora seleccionada por el rapero Travis Scott.

En lo referente al rendimiento del juego, nosotros hemos disfrutado de NBA 2K19 en una Xbox One X a una resolución de 1080p y a 60 fps. Lo cierto es que no ha habido ningún problema relevante, pero si que jugando partidas multijugador en modo local experimenté algunas caídas de framerate en momentos muy concretos, algún inicio de cuarto y al reanudar el juego después de algún tiempo muerto.

Conclusiones

Una temporada más, y aunque suene repetitivo, toca volver a decir que NBA 2K19 es el mejor juego de baloncesto hasta la fecha, pero es que a día de hoy esta es la realidad (al menos hasta que salga la entrega del próximo año). El motivo es muy sencillo, desde hace mucho tiempo la franquicia NBA 2K cuenta con una base tremendamente sólida en todos los aspectos, y nuevamente la fórmula ha sido perfeccionada para el juego que hoy tenemos entre manos. A nivel jugable los partidos consiguen tener un gran ritmo, se han modificado mecánicas como las de robo, se han implementado nuevas animaciones, etcétera.

En lo que respecta al contenido de juego, los aficionados de la NBA tienen un sinfín de alternativas para pasar horas y horas disfrutando del mejor baloncesto. Modos como Mi Carrera te ofrecen la posibilidad de vivir tu propio sueño americano hasta llegar a brillar en la mejor liga del mundo (posiblemente estemos ante la mejor historia que nos han brindado hasta la fecha). Mi Equipo te ofrece la alternativa de competir de formas muy variadas tanto contra la CPU como contra jugadores de todo el mundo, todo ello mientras confeccionas equipos de auténtico lujo con jugadores actuales y antiguas estrellas de la competición. Luego para aquellos que buscan una experiencia más compleja y profunda, Mi GM sigue ofreciéndonos la alternativa de tomar el mando de cualquiera de las 30 franquicias de la NBA. Todo ello sin olvidarnos de alternativas más directas como los partidos rápidos, la posibilidad de jugar una liga o, directamente, los playoffs. Como veis, en NBA 2K19 no os aburriréis.

El apartado técnico es otro aspecto donde NBA 2K19 brilla con luz propia. Los modelados de los jugadores y la forma en la que se comportan sobre la pista hombres como LeBron James o James Harden te hacen preguntarte: “¿No estaré viendo un partido real?” A esto tenemos que sumarle los comentarios en castellano de Sixto Miguel Serrano, Jorge Quiroga y Antoni Daimiel; los prepartidos con figuras como el gran Shaquille O’Neal, la ambientación y recreación de los pabellones…

Por ponerle un pero al trabajo de Visual Concepts, remarcar que nuevamente los VC (la moneda premium del juego) puede restringir y limitar bastante la evolución de los jugadores en los distintos modos de juego, ya que a fin de cuentas es la moneda dominante en NBA 2K19. Además, personalmente, creo que también toca que la saga comience a incorporar la WNBA y hacerle un hueco al baloncesto femenino en el juego, tampoco estaría mal volver a ver equipos de Euroliga, aunque esto creo que es una batalla actualmente.

Etiquetas: