Localización
HogarRopa de lujo → La Fórmula E es el futuro… Pero no reneguemos de la historia tan pronto

La Fórmula E es el futuro… Pero no reneguemos de la historia tan pronto

La electrificación es el futuro de los motores y de los deportes de motor | Digital Trends Español

  1. Autos

El mundo de los deportes de motor ha cambiado drásticamente en la última semana, y se debe en gran parte a la Fórmula E, la serie de carreras de vehículos eléctricos.

Mercedes-Benz anunció que abandonaría la popular serie alemana DTM para unirse a la Fórmula E y, en un “bombazo” aún mayor, Porsche dijo que abandonaría su exitoso programa de las 24 horas de Le Mans LMP1 para centrarse en la serie de carreras eléctricas. La decisión de Porsche se hace eco de su prima corporativa Audi, que anunció que abandonaba la legendaria carrera de resistencia de Le Mans a finales del año pasado.

1 de 7

Mientras que el interés del fabricante de automóviles en la Fórmula E está en lo más alto, no puede reemplazar completamente la serie de carreras que los fabricantes de automóviles están dejando atrás. La Fórmula E, definitivamente, tiene su lugar en el mundo de las carreras, y no hay ninguna razón por la que los trenes de propulsión eléctricos no deban migrar a otras series, pero la Fórmula E —en sí—no está en posición de reemplazar completamente los gustos de Le Mans.

¿Qué es exactamente lo que atrae de la Fórmula E? Actualmente en su tercera temporada, cuenta con carros eléctricos de rueda abierta que corren en circuitos callejeros temporales por todo el mundo. La Fórmula E tiene un atractivo innegable para los fabricantes de automóviles, y bien vale consignar que su formato inusual crea algunas ventajas genuinas para los aficionados a las carreras.

Los fabricantes de automóviles participan en las carreras —principalmente— para vender autos y, en un momento en que los carros eléctricos están aumentando su popularidad (debido a los estándares de emisiones más estrictas), la Fórmula E representa un fuerte punto de venta. Porsche lanzará su vehículo eléctrico Mission E antes de que finalice la presente década. Audi y Mercedes tienen SUVs eléctricos en camino. Lo mismo ocurre con Jaguar, que tiene una historia deportiva propia. Cuando el ícono británico regresó a las competiciones después de un largo paréntesis, eligió la Fórmula E, en parte, para promover su nuevo I-Pace.

También es mucho más barato desarrollar una temporada de Fórmula E que, pongamos por caso, una participación en Le Mans, y ni hablar de una temporada en la Fórmula Uno. Todos los equipos usan el mismo diseño de vehículo y de batería (los motores y las cajas de cambios no están restringidos), eliminando los mayores costos potenciales de I+D. Las restricciones sobre asuntos como los neumáticos y la menor cantidad de equipo y personal técnico les permite también reducir los costos.

La Fórmula E es el futuro… Pero no reneguemos de la historia tan pronto

Para algunos podrá parecer aburrido, pero eso es algo importante a considerar por los amantes del deporte tuerca. Se quiera o no, tú no puedes tener una competencia si los fabricantes no pueden darse el lujo de competir. Dadas las duras consecuencias económicas del «Dieselgate» en la matriz Volkswagen, no está claro cuánto tiempo Porsche podría haber continuado con sus esfuerzos en Le Mans, que —se rumorea— le costaba cientos de millones de dólares al año. Las preocupaciones por los costos fueron también la razón principal que esgrimió Audi VW para dejar de participar en 2017.

La fórmula E es una más que digna competición de deporte de motor. Hace unas semanas, 20,000 personas presenciaron una carrera de Fórmula E, llamada «ePrix», en la ciudad de Nueva York. Ninguna otra serie podría haber hecho que eso suceda. Sólo los autos eléctricos de la Fórmula E son lo suficientemente silenciosos como para operar en los centros de las ciudades, y el uso de circuitos temporales y “cercanos” atrae a un mayor número de espectadores.

Las carreras son también emocionantes si los pilotos son buenos y agresivos, y van con todo a ganar las carreras. Sí, la falta de ruido hace todo un poco distinto, y resulta algo difícil acostumbrarse. Pero es bueno no tener que usar tapones para los oídos, y poder tener una conversación con la persona de al lado mientras los carros van pasando. Hay que ver el lado positivo de las cosas.

La Fórmula E tiene mucho potencial, pero sería una lástima que se llevase a todos los fabricantes de automóviles de las otras series. Aún cuando los pilotos dieron un buen show en Nueva York, las velocidades fueron sensiblemente más lentas que en otras carreras, en parte porque los carros de Fórmula E pesan más que los autos de carreras tradicionales, y además, porque los circuitos en ciudad no están diseñados para velocidades más altas.

La forma en cual la Fórmula E logra las virtudes del bajo costo y de la accesibilidad de los aficionados también podría minar su atractivo. Es genial que los equipos no tengan que gastarse toneladas de dinero en el desarrollo de sus automóviles para ser competitivos, pero ¿cuál es la gracia de tener a tantos fabricantes involucrados si todos ellos están corriendo —a fin de cuentas— con el mismo carro?

Al igual que los fabricantes de automóviles están abrazando la energía eléctrica para sus autos de carretera, tiene sentido que abracen las carreras eléctricas. Sin embargo, es importante distinguir entre la tecnología y la serie de carreras que la genera. La Fórmula E ha sido un gran comienzo para el futuro de las carreras eléctricas, pero en este momento está lejos de ser equivalente a Le Mans o la Fórmula Uno. Eso no significa que la serie (o las carreras eléctricas en general) no puedan llegar a ser algo espectacular y apasionante. Pueden llegar a serlo, y posiblemente lo harán: pero tomará tiempo.

Porsche y Audi crearon grandes equipos de pilotos, ingenieros y mecánicos para diseñar y construir autos de carrera ganadores, y poder finalmente triunfar en Le Mans. La Fórmula E no proporcionará el mismo reto técnico, ni el mismo nivel de prestigio. Es importante promover la Fórmula E como el futuro (más) probable de los deportes de motor, pero los fabricantes de automóviles no debieran dar la espalda a su pasado tan rápidamente.

Recomendaciones del editor

Observatorio de alerta de meteoritos suma nuevos telescopios

Las 41 mejores series en Disney Plus (febrero 2022)

Las 75 mejores series en HBO y HBO Max (febrero 2022)

Las 65 mejores series en Amazon Prime Video (febrero 2022)

Las 64 mejores series en Netflix (febrero 2022)

Las 56 mejores películas en Disney Plus (febrero 2022)

Las 71 mejores películas en HBO y HBO Max (febrero 2022)

Las 52 mejores películas en Amazon Prime Video (febrero 2022)

Las 55 mejores películas en Netflix (febrero 2022)

Nissan ofrece un adelanto a su tráiler del Super Bowl

The New York Times compra el videojuego Wordle

Cómo ver las eliminatorias de la Concacaf para Qatar 2022

Eliminatorias sudamericanas a Qatar 2022: cómo y dónde seguirlas

Mejora tu estilo de vidaRevisión de productos, noticias tecnológicas, herramientas para navegar el mundo digital.

Digital Trends Media Group puede ganar una comisión cuando compra a través de enlaces en nuestros sitios.©2022 Digital Trends Media Group, una empresa de Designtechnica. Reservados todos los derechos.
Etiquetas: