Localización
HogarJoyas → La gastronomía murciana brilla por su fidelidad a las joyas de su producto propio

La gastronomía murciana brilla por su fidelidad a las joyas de su producto propio

De la excelencia de la gastronomía murciana habla bien a las claras el hecho de que fuese designada Capital Española de la Gastronomía 2020, un titulo que a causa de la pandemia de covid-19 volvió a revalidarse en 2021. El proyecto de la capitalidad se ha basado en quela gastronomía es cultura y pertenece a toda la Región de Murcia. Por eso ha sido un capitalidad capitaneada por la ciudad de Murcia pero compartida por otros 45 municipios de toda la Región.

Bajo el lema 'La huerta de los 1.001 sabores', la Región de Murcia ha desarrollado un proyecto que ha englobado 1.001 actividades, divididas en 4 trimestres, entre las que han destacado sus "acciones creativas, innovadoras y participativas relacionadas con la gastronomía", según el jurado de la capitalidad.

Asimismo, a lo largo de su capitalidad gastronómica, en Murcia y en toda la Costa Cálida se han desarrollado actividades a nivel regional, como el Festival Gastronómico de Frutas y Verduras de Murcia, la creación de rutas gastronómicas o programas para escolares y talleres sobre cocina saludable, entre otros, así como la creación de un Plan de Impulso del Turismo Enogastronómico.

Cocido murciano de pelotas. Foto: Wikipedia

Fidelidad al producto

Todo lo anterior ha llevado a Murcia a ser galardonada con el premio de "destino de moda y cita obligada" para el turismo gastronómico del país puesto que, según el fallo del jurado, se ha considerado que la gastronomía murciana "brilla por su fidelidad al producto propio y por una apuesta total y decidida por el turismo gastronómico".

A día de hoy, un 80% de los turistas que visitan la Región de Murcia destacan la gastronomía como uno de los motivos principales para elegir como destino de su viaje y valoran la oferta culinaria murciana como "muy buena". Y es que Murcia ha potenciado con esta capitalidad su espléndida gastronomía como elemento de desarrollo turístico de los territorios productores, fomentando la innovación y la profesionalización de los distintos agentes que intervienen desde el origen hasta la mesa.

Una gastronomía, la murciana, siempre ligada a la excelencia con los vegetales de su huerta, una gran oferta de carnes y tesoros del mar, asimilando productos que dejaron los pueblos que durante siglos allí se instalaron. Los romanos mostraron a los murcianos la forma de hacer conservas y salazones de pescado, los árabes, entre otros mil productos, aportaron el arroz, su cultivo y su forma de cocinarlo, y las especias, condimentos y plantas aromáticas.

Volviendo sobre la huella romana, la hueva y la mojama son productos en salazón muy utilizados en todas las localidades murcianas y sobre todo son omnipresentes en cualquier ruta de tapas por la capital de la región.

La gastronomía murciana brilla por su fidelidad a las joyas de su producto propio

Salazones murcianos. Foto: Turismo de Murcia

Son muchos los productos que nos regala la tierra murciana, de la huerta provienen frutas y verduras de todo tipo con las que se cocinan muchas recetas. La carne de cerdo y de cordero también es protagonista en esta cocina. En Murcia existen dos razas autóctonas, la de cerdo conocida como 'chato murciano' y la de cordero denominada 'cordero segureño'. En esta tierra el embutido de cerdo es algo muy tradicional y se elaboran muchas variedades de gran calidad. El conejo y la liebre también tienen un gran protagonismo en la gastronomía murciana y son muy utilizados en guisos y arroces.

Marinera, zarangollo, ensalada cantonal, arroz caldero, cocido y caldo con pelotas, olla gitana, paparajote, tocino de cielo, café asiático... La lista de entrantes, platos principales y postres de la Región de Murcia es inacabable.

Esta región es una tierra de marcados contrastes en lo que a sus sabores se refiere. En Murcia existen tres cocinas bien diferenciadas: de mar, de huerta y de montaña, pero que todas comparten un denominador común, su deliciosa excelencia en un entorno privilegiado en el que comer bien se vuelve un valor imprescindible.

La Huerta de Europa

Dentro de su variada oferta gastronómica la tradición es el fundamento de las nuevas creaciones, propias de la cocina más atrevida y vanguardista. Cuando se junta la calidad de los productos con profesionales que se alían con las técnicas de cocina más innovadoras para llevar a cabo recetas autóctonas, no es casualidad que cada bocado sea un manjar que supera las expectativas de los foodies más sofisticados.

Arroz bomba de Calasparra. Foto: Cooperativa Virgen de la Esperanza

Las innúmeras recetas típicas de la cocina murciana, aptas para todos los gustos y paladares, van desde tapas sencillas como la marinera, indiscutible reina del tapeo murciano, a contundentes platos de cuchara como el aclamado arroz caldero, sin olvidar los postres más suculentos, con el paparajote como máximo icono.

Los sabores de los preciados tesoros del mar, como los del langostino del Mar Menor, la gamba roja de Águilas o los salazones, conviven en perfecta armonía con las verduras y hortalizas de la ejemplar huerta murciana, huerta que, por su innegable riqueza y por atender una gran demanda internacional, es conocida como la 'Huerta de Europa', con una firme apuesta por la agricultura sostenible y de kilómetro cero, y por supuesto, por una dieta saludable, como lo son sus productos y elaboraciones.

Murcia, 'Huerta de Europa'. Foto: Trasvase Tajo Segura

A todo lo anterior hay que sumar el clima de la Región que hace posible disfrutar de su gastronomía al aire libre. Las terrazas de los bares y restaurantes de todas las localidades murcianas son lugares de encuentro en los que se recuerda que la vida es un regalo, que es solo una, y que hay que saborear cada momento.

Las hay de todo tipo y en diferentes ambientes: para los amantes del bullicio, en el centro de la ciudad y para quienes quieran relajarse y disfrutar de las vistas, en playas infinitas o en espacios naturales que no necesitan filtros para gozar un paraíso donde el sentido del gusto es siempre protagonista.

Cocina de autor

La cocina de autor en Murcia es sinónimo de estilo, creatividad y técnica particular de ese profesional que sabe imprimir su impronta única al producto y plasmar su experiencia y sus raíces.

Como ha quedado dicho, la calidad del producto y las raíces son de enorme importancia en la gastronomnía murciana pero como destaca el chef Pablo González Conejero de la Cabaña Buenavista murciano reconocido con dos estrellas Michelín, en Un paseo por la huerta. Recetario tradicional murciano, también lo son aquellas manos expertas que sabiamente y con mucha paciencia hacen el milagro de convertir, por ejemplo, un puñado de bajocas -una variedad de judía verde- en arte y ese arte que se destila en cada pueblo, en cada rincón de aquella tierra.

Pablo González Conejero, chef murciano de la 'Cabaña Buenavista' con dos estrellas Michelin. Foto: Cabaña Buenavista

En los últimos años hemos asistido al nacimiento de una nueva cocina murciana, más moderna, con verdaderos toques de autor y, lo más importante, de una inmaculada calidad. La oferta es amplia y variada, lo que hará las delicias de los amantes de la cocina creativa, sorprendente y de vanguardia.

Uno de los aspectos más destacados de la oferta gastronómica murciana es la presencia de grandes profesionales y reconocidos chefs, cuya creatividad y técnica nos permiten disfrutar de sorprendentes creaciones culinarias que rinden homenaje a la vista, el gusto y el paladar más exigente.

Pero eso sí, una vez más, y nunca serán suficientes, debemos recordar que en Murcia siempre se cocina con fidelidad extrema al producto. Como explica Pablo Sánchez Conejero, "una de nuestras principales riquezas es la huerta, huerta algo dormida y deseosa de que la descubran, huerta trabajada por manos laboriosas, manos encallecidas y rostros agrietados por el sol. Huerta rica y próspera con ese elemento que nos hace diferentes, nuestra gente, gente que mira por y para su producto, para que cada día podamos disfrutar de esas verduras que para nosotros son normales y que para los que nos visitan son un manjar del cielo".

Etiquetas: