Localización
HogarJoyas → Los cruceros de lujo también buscan su hueco en Cartagena

Los cruceros de lujo también buscan su hueco en Cartagena

ANTONIO LÓPEZ

Con su bandera de las Islas Marshall ondeando en popa y luciendo el azul nayara de sus cubiertas, el lujoso megayate 'Kaos', de 107 metros de eslora y valorado en 300 millones de euros, recaló ayer por unas horas en los muelles del Yacht Port. Sus tan solo doce pasajeros, atendidos por los 41 tripulantes de esta majestuosa joya del mar, recorrieron por la mañana y gran parte de la tarde la ciudad para conocer sus museos, bares y restaurantes.

El negocio de los cruceros de lujo vuelve a elegir Cartagena y poco a poco, como los grandes trasatlánticos, va encontrando su hueco, tras el parón causado por la pandemia. El 'Kaos', propiedad de la multimillonaria estadounidense Nancy Walton, heredera del imperio de supermercados Walmart y una de las pasajeras, está equipado con restaurantes, piscina, plataforma para helicóptero, ascensor y gimnasio.

Llegó sobre las nueve de la mañana y partió pasadas las once de la noche. La previsión era que hiciera noche, pero el pasaje decidió a última hora marchar hacia Marbella, después de haber pasado unos días en Ibiza y en otras ciudades de Italia.

El velero 'Sea Cloud Spirit' pasa por La Azohía, de camino a Palma, para ser amadrinado por la infanta Elena

Los cruceros de lujo también buscan su hueco en Cartagena

Este es el cuarto barco de estas características que recala en los muelles cartageneros. El primero en hacerlo, en dos ocasiones, fue el 'Wind Surf', de la naviera Windstar Cruises. Llegó el 10 y el 22 del pasado mes de agosto y en cada uno de los viajes llevaba a doscientas personas. Con sus cinco grandes mástiles, está considerado uno de los veleros más grandes del mundo. Está equipado con una piscina, jacuzzi, solarium, biblioteca, restaurante, salón y varios bares.

Esperan el regreso

La tercera escala fue la del 'Sea Cloud II', de la compañía Sea Cloud Cruises. Sus 50 pasajeros llegaron a Cartagena el 24 de agosto disfrutando de una travesía en la que el lujo primaba por encima de todo. Se trata de una compañía que regresa cada año a la ciudad, como la anterior. Según fuentes portuarias, se espera que lo vuelva a hacer la próxima temporada.

Precisamente, es la naviera dueña del 'Sea Cloud Spirit', que el martes dejó ver su bella estampa frente a La Azohía e Isla Plana, algo que llamó la atención de los que aún disfrutaban de las playas. Lo hizo por sus dimensiones considerables, que lo convierten en uno de los veleros más grandes del mundo. Mide 138 metros de eslora y 17 de manga y puede alojar a 138 pasajeros en 69 camarotes, 25 de los cuales tienen una terraza de siete metros cuadrados. Estarán asistidos por 90 tripulantes, que viajan en 45 camarotes. Realizaba su travesía de camino a Motril y Palma de Mallorca. En esta última ciudad, la infanta Elena de Borbón, hermana del Rey Felipe VI, amadrinará la nave en la ceremonia de bautizo. La nave salió hace unos días del astillero Metalships & Docks, perteneciente al grupo Rodman, donde fue construido.

Temas

Cartagena, Turismo, Turistas
Tendencias
Etiquetas: