Localización
HogarJoyas → Un amor por los bloques en el Día Internacional del LEGO

Un amor por los bloques en el Día Internacional del LEGO

Erick Ortega / La Paz

Fabio y Fabiola son dos bloques que se acoplan sin ningún problema. Hace una década que ambos comparten sus vidas y pasiones. Los dos son amantes de los mundos LEGO.

Mañana se celebra el Día Internacional del LEGO y en el hogar de esta pareja está armado una parte del mundo Harry Potter. Sobre una mesa amplia se expande el internado para magos de Hogwarts, el callejón Diagon, el bosque prohibido, el campo de juego de Quidditch (donde el aprendiz de hechicero vuela sobre una escoba), la estación de trenes de King’s Cross… mientras un ferrocarril comandadodesde el celular avanza y lleva a sus pasajeros a dar una vuelta por este mágico mundo de bloques.

Los detalles lo son todo, por eso las piezas son impecables. La barba del carismático Rubeus Hagrid parece que se puede jalar, mientras que la lechuza blanca de Harry tiene una mirada amarilla que encanta a quien la observa.

Fabiola Gonzalezes fanática de las obras de J. K. Rowling (quien escribió la saga Harry Potter) y tiene los libros muy bien catalogados. En tanto que Fabio Díaz se inclina más por Star Wars y los superhéroes;uno de sus personajes preferidos es Batman, un batimóvil de LEGO es parte de su colección más preciada.

Eso sí, ambos coinciden en su pasión por Disney. Tienen dos castillos del reino de Micky Mouse, uno de ellos es la edición especial por los 50 años de Disney World.

Cual si fuera una gran y diversa vecindad, en la sala de ambos conviven superhéroes, los Simpsons, Friends, Big Bang Thoery, Stranger Things, el Parque Jurásico, Star Wars, entre muchos otros. Algunas piezas son prácticamente invaluables; por ejemplo, el edificio de los Cazafantasmas ya está fuera de comercialización y el juguete es una reliquia que no tiene precio.

Así como las pasiones no tienen un precio, lo mismo pasa con la colección de la pareja. Tienen alrededor de los 650 sets (es decir escenarios con temáticas propias) y unas 100 mil piezas construidas sin contar las que aún les falta armar. Debido a la cantidad de partes y mundos ficticios algunos sets permanecen embalados y otros aguardan a que llegue un día especial para ocupar la mesa que hoy está tomada por Harry Potter y los suyos.

Fabio y Fabiola suelen pasar horas juntos armando escenarios, a veces cada uno por su lado, pero siempre buscan construir los sets de manera colaborativa.

Un amor por los bloques en el Día Internacional del LEGO

El precio de la pasión

Cada LEGO que está en la colección es original y traída principalmente desde Estados Unidos, por eso se trata de una pasión en la cual se invierte mucho dinero. “LEGO es una marca que poco a poco está ganando seguidores y coleccionistas en Bolivia; lamentablemente las condiciones geográficas del país hacen que obtener la marca sea ya de hecho costosa y al no tener una LEGO Store oficial el conseguir sets originales se vuelve difícil y costoso”, dice Fabio.

Recuerda que allá por el año 2003 fue su primer encuentro con la famosa marca y la temática Bionicle. Luego ahorró dinero durante casi un año y, con la ayuda de su abuela, pudo adquirir la colección completa.

“Después de eso no volví a adquirir un set sino fue hasta el año 2017 que junto con mi esposa nos enamoramos del castillo de Disney y los sets de los Simpsons que se convirtieron en nuestros primeros sets de esta gran colección. A la vez decidimos como pareja mezclar esta colección de LEGO con nuestro otro hobbie que era el cine y televisión, es por eso que nuestra colección actual busca enfatizar temáticas de películas y series televisivas”, cuenta el coleccionista.

Entre los dos compraron una de sus joyas en LEGO: se trata de una pareja acompañada de dos perros; en la parte inferior va el nombre de los cuatro protagonistas de estos bloques. Este regalo se lo hicieron en Alemania.

En Bolivia los amantes de los bloquesestán reunidos en una comunidad en Facebook. Allí son más de 13.000 personas que se dedican a intercambiar experiencias con las piezas y los mundos armables.

En esta comunidad es posible hacer trueques de piezas o pujar en subastas. Los participantes de este grupo en Facebook son de diferentes departamentos.

Historia en bloques

El nombre LEGO es una abreviatura de las dos palabras danesas leg godt, que significan “jugar bien”. La firma tiene su lugar de nacimiento en Dinamarca.

Uno de los impulsores de esta fantasía en bloques es el carpintero Ole Kirk Kristiansen quien, a inicios de la década de los años 30, buscó producir nuevos productos fáciles de vender. “El comienzo del Grupo LEGO es con juguetes de madera, como automóviles, aviones y yoyos”, indica el portal de la empresa.

Un incendio en 1942 incineró por completo la fábrica que elaboraba juguetes de madera. Durante la reconstrucción se tomó la decisión de apostar por el plástico para fabricar sus juguetes, aunque manteniendo la esencia de los bloques.

EL 28 de enero de 1958 Godtfred Kirk Christiansen, hijo y heredero de la creación de Ole Kirk, patentó el juguete que está a punto de cumplir 64 años de vigencia y que es uno de los preferidos en el mundo.

La empresa creció y se creó la Fundación LEGO que tiene como objetivo inspirar y desarrollar a los constructores del mañana. “La Fundación LEGO se dedica a construir un futuro en el que el aprendizaje a través del juego empodera a los niños para que se conviertan en aprendices creativos, comprometidos y de por vida”, refiere la entidad.

Esta declaración no es un juego, el trabajo de la Fundación LEGO fue reconocido por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

LEGO no sólo une corazones como los de Fabio y Fabiola, también impulsa a colaborar al prójimo. De hecho, una de las próximas metas de estos coleccionistas es promover y realizar actividades para fomentar la creatividad de los niños. La propuesta pretende beneficiar a personas de escasos recursos o con enfermedades en instituciones de salud.

Es la tendencia de LEGO en estos tiempos de pandemia,cuando se construye la solidaridad bloque a bloque.

Lego para frenar el autismoExiste una terapia basada en los ladrillos LEGO para combatir el autismo en los niños. Esta propuesta fue creada por el neuropsicólogo pediátrico Daniel LeGoff.La terapia propone el trabajo en grupos pequeños con la finalidad de construir un juego de LEGO.Esta experiencia de salud se encuentra en la página web Ser Padres.Un niño, conocido como el “ingeniero”, se encarga de disponer de las instrucciones y dirigir el proyecto. Otro niño, el “proveedor”, posee la colección de piezas de LEGO, y se las entrega al “constructor”, quien lleva a cabo el montaje final. Eso sí, estos roles rotan entre los niños.LeGoff concibió esta terapia por primera vez cuando dos de sus pacientes, niños de ocho años con síndrome de Asperger, se reunieron en la sala de espera de la clínica donde trabajaba. Observó cómo ambos niños habían traído desde casa distintas creaciones de LEGO, y aunque tenían problemas con la interacción social, estaban jugando y hablando con cierto entusiasmo entre ellos.Poco después, el neuropsicólogo pediátrico decidió incluir las construcciones LEGO en las diferentes sesiones de terapia para los dos niños, hasta que el grupo creció a un total de siete participantes.Finalmente, los niños se alejaron de la construcción de escenarios con ladrillos LEGO hacia otras dinámicas interactivas.
Etiquetas: