Localización
HogarBolsa de lujo → El maltrecho matrimonio de Amparo Muñoz y Patxi Andión: cuando Miss Universo se casó con el cantautor vasco

El maltrecho matrimonio de Amparo Muñoz y Patxi Andión: cuando Miss Universo se casó con el cantautor vasco

Con la pareja ya rota de forma inexorable, Patxi inició una relación con Gloria Monis (exnovia de Palomo Linares),con quien acabaría casándose, y Amparo empezó a salir con el director y productor Elías Querejeta, en sus palabras, una de las mayores influencias de su vida. Sus dos años de relación, del 77 al 79, pasaron desapercibidos para el gran público, ya que a diferencia de su matrimonio, apenas salieron en prensa. Formaron una pareja más o menos estable en la que, un poco a modo de Pigmalión, él la animaba a leer, aprender y la protegía en lo profesional. La ayudó a conseguir papeles de más enjundia como el de Mamá cumple 100 años, de Carlos Saura, de cuyo carácter durante el rodaje contaba la sincera Amparo en su autobiografía: “Me refugié detrás de la silla de Rafaela Aparicio mientras él gritaba como un poseso. Para no dar más rodeos, diré que, descompuesta, me cagué en las bragas”.

Querejeta se mantuvo como un buen amigo durante el resto de la vida de Amparo, aunque su romance terminó cuando durante el rodaje de la película El tahúr, Amparo se enamoró del mexicano Tomas Farkas. Ahí se inicia un breve pero triste episodio en la vida de la actriz; tiene una aventura con un piloto, se queda embarazada pero después de un ataque de celos en el que el piloto la amenaza y aunque Farkas se ofrece a hacerse cargo del niño, decide abortar.“Tuve que pasar por la consulta de ocho médicos para poder abortar. Todos pretendían acostarse conmigo antes”. Después del aborto, Farkas la rechaza y Amparo decide volver a Madrid. Es entonces, en el 81, cuando aparece Flavio Labarca, un dudoso empresario chileno de aspecto atractivo y en apariencia loco por ella. “Quién iba a sospechar que un hombre tan atento, tan cariñoso, tan diferente a los que había conocido hasta entonces me haría descender hasta el abismo”.

El maltrecho matrimonio de Amparo Muñoz y Patxi Andión: cuando Miss Universo se casó con el cantautor vasco

En un viaje a Venecia, Flavio le ofrece una mezcla de heroína y cocaína sobre la lona de una góndola: “No seas tonta, pruébala. No te va a pasar nada. Verás lo bien que te sientes”. Amparo probó, y la consiguiente adicción a la heroína marcó el resto de su existencia. Es inevitable no ver en su trayectoria un camino análogo al de tantos compañeros de generación que se convirtieron en yonkis en aquellos años (de hecho, en el mismo 81, Amparo vuelve a trabajar con Eloy de la Iglesia y el Pirri, dos heroinómanos confesos, en La mujer del ministro), pero Amparo rechazó cualquier victimismo sobre el asunto: “Sí, él me inició, pero uno se mete en la droga porque quiere. Empecé a tontear por desconocimiento, por falta de información. Tuve muchas decepciones personales y profesionales, lo pasé mal y me agarré a eso. Que tuviera éxito y que fuera guapa no significaba que fuera feliz. Poco a poco me fue pesando que a los directores les importara un bledo si lo hacía bien o mal. Sólo con la belleza les bastaba. Querían dejarme en bolas a toda costa”.

Etiquetas: